Los beneficios del porno

Para muchas personas, el pornos es un elemento que permite vivir una experiencia que estimula la excitación sexual sin riesgos. Además de una serie de beneficios entre los cuales se encuentran el mejorar su vida sexual.

El origen de la pornografía data de hace muchos años, iniciando con escritos relacionados al sexo, cuyo único objetivo era provocar el deseo sexual. Posteriormente, con el avance de la tecnología y la aparición del cinematógrafo, comenzaron a incluirse nuevas tendencias para observar la pornografía.

Posteriormente, con la llegada de la revolución sexual en los años 70’s, la pornografía ya no era considerada una distracción del bajo mundo, llega a las casas de familia, ya que se dieron cuenta que el porno HD les ayudaba a mejorar sus relaciones sexuales, ya que no sólo era exclusivamente el sexo, también favorecía la comunicación en ese ámbito.

Es por ello que la pornografía ha ayudado a infinidad de parejas, ya que favorecen la manera como expresan el deseo, así como una manera de aprender nuevas técnicas de disfrute erótico.

Existen otros beneficios basados en investigaciones científicas, por ejemplo los hombres que ven pornografía reciben mayor cantidad de impulsos sexuales disminuyendo el riesgo de padecer de disfunción eréctil sin ver a una chica masturbandose

En el caso de las parejas, debido a que la pornografía favorece la estimulación sexual, incrementa el deseo de tener sexo, por lo que mientras más pornografía mayor cantidad de encuentros sexuales, lo cual a su vez mejora la relación en pareja, favoreciendo entre otros aspectos la confianza y comunicación.

Continuando con las parejas, muchos especialistas indican que la pornografía ayuda a crear mayor intimidad en la relación de parejas, dejando a un lado la pena y la culpa por encontrar placer en otras opciones que no son la pareja en sí, al mismo tiempo que mejora la comunicación para explorar las fantasías de ambos.

Además la pornografía ayuda a relajar el cuerpo y la mente, disminuyendo el estrés e incrementando el placer, además de estimular el deseo de explorar la sexualidad, permitiendo encontrar nuevos gustos que seguramente llenan tus expectativas para disfrutar del sexo.

El porno conlleva muchos beneficios, sólo es necesario ser responsable y maduro para evitar que esta práctica se convierta en una diversión adictiva, con lo cual se obtendrían muchos aspectos negativos, en lugar de las mejoras que se han mencionado anteriormente.

 

Deja un comentario